Contáctenos

Inicio

 Noticias

Directorio Médico

Embriovid

Reproducción Asistida

Diagnóstico Ecográfico Obstetricia Ginecología Pediatría

 
 
Unidad de Diagnóstico Ecográfico >>  Ecografía Tridimensional en Tiempo Real en Obstetricia

Actualmente es posible intentar detectar la normalidad del embarazo en forma precoz.

En el primer trimestre se puede conocer de antemano si el pronóstico es bueno o si existe riesgo de aborto. También permite saber si se trata de un embarazo fuera del útero o si es un embarazo múltiple.

En el segundo trimestre, desde las 11 semanas hasta el quinto mes, es posible detectar malformaciones o el riesgo de tener un trastorno genético como el síndrome de Down.

En este último caso, se buscan marcadores de riesgo como alteraciones estructurales que son visibles y detectables a través de la ecografía. Por ejemplo, los niños con Down suelen tener el hueso de la nariz más corto o ausente en esta etapa, pero sin duda el principal elemento diagnóstico es la medición de la transluscencia nucal, que es un pequeño edema que se forma en la nuca de todos los niños, pero que es más grueso en los que sufren de esta patología.

Además de este elemento, se considera la edad de la madre y el tiempo de embarazo, lo que permite determinar el riesgo de padecer esta alteración genética. Si es alto, se les ofrece a los padres confirmar el diagnóstico con un estudio genético que se realiza a través de la toma de muestra del líquido amniótico (amniocentesis). De esta forma ellos pueden descartar esta posibilidad o, en el caso contrario, estar preparados con anticipación.

Al final del segundo trimestre, los hallazgos van aumentando y ya es posible conocer el sexo, aproximadamente a las 20 semanas de gestación, con un alto grado de sensibilidad. Al quinto mes se hace el estudio morfológico fetal para conocer la anatomía del feto y descartar anomalías, con una efectividad       cercana al 100%. A la vez existe un 80% de    probabilidades de diagnosticar qué tipo de enfermedad puede sufrir el feto, como por ejemplo, cardiopatías congénitas, hidrocefalia, alteraciones del riñón, hernia diafragmática, labio leporino y catarata congénita, entre muchas otras. Se pueden realizar estudios especiales como es la ecocardiografía fetal, donde se evaluará si el bebé presenta una cardiopatía congénita, este estudio se realiza alrededor de las 30 semanas y está indicado en algunos embarazos de riesgo.

Esto es bastante útil, porque en primer lugar permite descartar anomalías y hacer que los padres estén tranquilos. El diagnóstico temprano de cualquier tipo de complicación ayudará a estar preparados para asistir al recién nacido,  hay casos que requieren un tratamiento inmediato al nacer, por lo que será de mucha utilidad tener un diagnóstico prenatal. De esta forma se puede ganar tiempo y tomar las medidas necesarias después del parto para evitar que la enfermedad evolucione.

Diagnóstico de malformaciones

La mayor utilidad de la ecografía tridimensional en tiempo real es su aporte en el diagnóstico de malformaciones. Las imágenes superficiales se pueden utilizar para complementar el estudio realizado con ecografía convencional.

La ecografía tridimensional en tiempo real presenta un panorama completo de la malformación que permite conocer su compromiso anatómico.

Medición de la translucencia nucal (TLN)

La medición de la transluscencia nucal (TLN)  requiere una técnica de muy alta exactitud ya que son valores muy pequeños y pequeñas diferencias en los mismos determinan grandes cambios en el diagnóstico. La presentación multiplanar permite seleccionar con exactitud el plano de corte en el que se desea medir minimizando el error debido a la dirección del corte.

<< Volver a Diagnóstico Ecográfico


EMBRIOVID
Calle 21 Calacoto N° 8239
La Paz - Bolivia
Teléfonos (591) (2) 2793928 - (591) (2) 2795701
Sitio realizado por IP Bolivia